brioche hecho con todo lo bueno de la leche

Publicado en Gastronomía Escrito por  Marzo 09 2018 tamaño de la fuente disminuir el tamaño de la fuente aumentar tamaño de la fuente
Valora este artículo
(0 votos)

brioche hecho con todo lo bueno de la leche

Esta semana nos vamos a dar un homenaje para recuperarnos de la gran gala del cine norteamericano con un brioche hecho con todo lo bueno de la leche. Tierno, esponjoso y muy  fácil de hacer. Así es este bizcocho casero con el que disfrutarás tus meriendas de invierno en casa.

 

Ingredientes

500 g de harina de fuerza

• 150 g de mantequilla

• 100 g de azúcar

• 100 ml de leche

• 20 g de levadura fresca

• 3 ó 4 huevos medianos

• Pepitas de chocolate (opcional)

• Sal

 

Elaboración

• En un vaso, calentamos la leche ligeramente para poder diluir en ella la levadura fresca. La leche ha de estar tibia, nunca demasiado caliente o no obtendremos el resultado deseado. • Por otro lado, mezclamos en un bol la harina con una pizca de sal, el azúcar, los huevos batidos y la mezcla de la leche con la levadura ya disuelta. Cortamos la mantequilla en pequeños dados que reservaremos en la nevera. También reservaremos uno de los huevos para pintar posteriormente nuestro brioche.

• Comenzamos a mezclar todos los ingredientes hasta obtener una masa homogénea. Podemos hacerlo con las manos o con la ayuda de una amasadora. En el caso de optar por la segunda opción, recomendamos usar el accesorio del gancho. Cuando se hayan integrado bien todos los ingredientes incorporamos la mantequilla cortada previamente.

• El amasado es la clave para obtener un brioche esponjoso. Debemos trabajar la masa unos 20 ó 25 minutos. Sabremos que está lista cuando se pueda estirar con facilidad sin que se rompa. No debe pegarse ni a las manos ni a la superficie. Una vez lista, le damos forma de bola y la colocamos en un bol engrasado. Tapamos con papel transparente y dejamos reposar.

• La masa ha de reposar en el frigorífico un mínimo de tres horas, aunque lo recomendable es prepararla de un día para otro. Una vez transcurrido este tiempo, hay que volver a trabajar la masa y dejar que descanse una media hora a temperatura ambiente. En este paso podemos aprovechar para añadir ingredientes al gusto: pepitas de chocolate, frutos secos, pasas, etc.

• Para finalizar, realizamos nuestro brioche en el formato que más nos guste, nosotros hemos optados por colocarlo en un molde rectangular. Lo pintamos con el huevo que habíamos reservado y lo introducimos en el horno precalentado 180ºC. Deberá permanecer, al menos, 25 minutos. El tiempo dependerá del tamaño final que le hayamos dado a nuestro brioche.

• Lo sacamos y lo dejamos enfriar un poco antes de disfrutarlo acompañado de una buena taza de café o té con leche.

Fuente: www.afuegolento.com

 

Visto 407 veces

Aliados Comerciales