El pasado 6 de julio el príncipe Harry y Meghan Markle bautizaron a su bebé de 2 meses como Archie Harrison Mountbatten-Windsor. Todo debería de ser felicidad, sin embargo una fuerte oleada de críticas les ha amargado el momento.

Como ocurre todos los años, el palacio de Buckhinham publicó los gastos de la familia real británica y no pasó desapercibido que los duques de Sussex pagaron 2,4 millones de libras, unos 3 millones de dólares, en la remodelación de Frogmore Cottage, su nueva casa.

Publicado en Arte y Espectáculos

Banner CG 350x350

recargas calipso web 2

Aliados Comerciales